Relleno de arrugas

Los rellenos dérmicos con ácido hialurónico son una de las mejores opciones de las que disponemos para el tratamiento de las arrugas , surcos y zonas deprimidas de la cara cuando existe una pérdida de volúmen.

Ocurre que con el paso de los años, la grasa media que da proporciones a nuestra cara va descendiendo y cambiando con ello nuestras facciones. Con 20 años esta grasa hace prominencia en nuestros pómulos teniendo entonces una geometría de triángulo con vértice en el mentón y bases en ambos pómulos, a medida que nos adentramos a los 30-40 nuestra cara va adquiriendo una fórmula más cuadrada, perdiendo fuerza esa proyección de los pómulos y descendiendo la grasa cayendo sobre los surcos nasogenianos que comienzan entonces a notarse, así como sobre las comisuras a ambos lado de la boca, de modo que a los 50, nuestra cara vuelve a retomar la geometría triangular pero en este caso con el vértice en la frente y las bases en el óvalo facial que se comienza a encontrar cada vez más flácido.

El relleno de estos hundimientos, surcos y zonas debilitadas con ácido hialurónico, es una  solución excelente ya que amortiguan estas señales, y además hidratan el tejido cutáneo. Del mismo modo son una solución exquisita para el tratamiento de labios, ya sea aumentar su volúmen, como delimitar su contorno y corregir las arrugas del código de barras, o simplemente hacer un tratamiento "refresh" labial, para mostrarlos más jugosos sin modificar su forma ni dimensiones.

Entre las muchas cualidades de este producto, está el que se trata de un material reabsorbible y compatible con nuestro organismo ,por lo que no dará problemas de rechazo ni encapsulamientos, Otro beneficio es lo rápido y cómodo que es para el paciente, pues además de ser prácticamente indoloro, los efectos son inmediatos y visibles desde el primer momento.

Usamos ácidos hialurónicos de última generación y de los mejores laboratorios (línea Juvederm-Voluma de laboratorios Allergan y línea Perlane-Restylane de laboratorio Gallderma.), que nos ofrecen productos muy evolucionados, moldeables y fluidos para dejar un resultado natural, y de diferentes densidades para ofrecer resultados específicos en función de  la zona que queramos tratar.

La duración dependerán de varios factores, como la edad, la salud general y estilo de vida del paciente, o la colocación, la densidad y la cantidad del producto inyectado. Con todo, puede esperarse incluso durabilidades de hasta 18 meses para los materiales con mayor peso molecular. Los efectos secundarios si existiesen son leves  o moderados y transitorios (dolor o sensibilidad, hinchazón, hematoma...)

En estos años de trabajo y perfeccionamiento, he desarrollado una técnica que me aporta unos resultados excelentes, por su efectividad y naturalidad a la hora de realizar un tratamiento rejuvenecedor con ácido hialurónico, es el tratamiento de "puntos estratégicos" que consiste en un abordaje generalizado y no tan selectivo como se venía haciendo en los últimos tiempos. Tendemos ahora a tratar puntos “clave” que nos dan mejor cara, sin casi notarse. Nuestro objetivo es que se nos vea buena cara, pero que nadie nos pregunte que nos hemos hecho… y para conseguir este propósito, tratar estos puntos con ácido hialurónico es la mejor de las alternativas sin lugar a dudas. Usamos como objetivo realzar puntos de luz en nuestra cara: ojeras, pómulos y surcos nasogenianos… con pequeños toques de este gel milagroso, conseguimos un aspecto relajado, descansado, saludable y muy favorecedor.

Puede asemejarse a una obra de escultura y eso es lo mágico de esta profesión, que mezclamos salud, arte, perfección y belleza. Se trata de potenciar los  mejores rasgos de cada uno, tanto en hombre como en mujeres, sin rozar la inexpresión y lo artificial, porque así conseguiríamos todo lo contrario y perdiendo naturalidad, perdemos belleza. De eso no hay duda.

El tratamiento se realiza en una única sesión que no dura más de 20 minutos, prácticamente indolora, y que nos permite volver a nuestra rutina sobre la marcha sin ninguna señal que nos delate. Usamos además ácidos hialurónicos de última generación, de los mejores laboratorios, y que nos ofrecen una duración de más de un año con lo que encima se trata de un tratamiento que cunde y compensa económicamente.

Pincha en la imagen para ver el vídeo