Rejuvenecimiento de manos

Solemos preocuparnos mucho por cuidarnos la cara, pero nos olvidamos de las manos.

El fotoenvejecimiento de las manos ocurre a una velocidad similar que el de la cara y desencadena en la formación de manchas solares, arrugas finas, sequedad cutánea y un afinamiento de la piel que deja transparentar las venas e incluso el volumen de los huesos y tendones, dejando unas manos nada coherentes con el aspecto de juventud que la misma persona puede que muestre en su cara.

Para tratar las manos y mejorar su textura, color y tersura, trabajamos con una combinación de tratamientos que son, los peelings y el IPL para trabajar la superficie (manchas, rugosidades...) y las mesoterapias y los rellenos con ácido hialurónico , para aportar hidratación, suavidad y un relleno que recupere el almohadillado de las manos y difumine la transparencia de las venas.

Hay que tener presente que la piel de las manos es muy fina y frágil, y que encima muchas veces está expuesta a agentes agresivos (detergentes, guantes...), por lo que es importante que posteriormente al rejuvenecimiento de manos, asegures mantener una hidratación diaria y un factor de protección solar, que serán tu gran aliado para no perder la salud estética de tus manos.