Alopecia

En el caso de las alopecias susceptibles a tratamientos no hormonales, y debidas a múltiples causas como  es el estrés, las  dietas, o la mala alimentación, e incluso el postembarazo, utilizamos un protocolo que combina el PRP (Plasma autólogo rico en plaquetas) con mesoterapias de determinadas vitaminas cruciales para el crecimiento del pelo, así como la carboxiterapia.

Aunque hasta el momento el PRP se ha utilizado principalmente en cosmética facial para el rejuvenecimiento de la piel, desde hace relativamente poco tiempo el plasma rico en plaquetas está siendo una revolución en salud capilar y como tratamiento preventivo y tratante de la pérdida de cabello.

Se ha observado una notoria respuesta clínica en los pacientes tratados con esta técnica, ya que los principios del PRP unidos a la revitalización que se consigue con la mesoterapia multivitamínica, han contribuido a la mejora de la fisiología del cabello. Ello se debe a que las plaquetas son las células del cuerpo que cuentan con una mayor proporción de factores de crecimiento, razón por la cual al inyectarlas en algún tejido del organismo, inician de forma natural el proceso de generar el mismo tejido.

De esta forma la aplicación del plasma rico en plaquetas contribuye al crecimiento y la estimulación capilar. Las sesiones se llevan a cabo dependiendo de análisis de cada caso y consisten básicamente en la aplicación de microinyecciones en el cuero cabelludo de PRP que proceden de la sangre del mismo paciente. El plasma llega directamente al folículo piloso, contribuyendo así a la regeneración del cabello.